Hubo un día en que los soñadores despertaron, los descubridores se redescubrieron, los luchadores brindaron sin banderas y los creadores compartieron sin prejuicios. Hubo un día en que todos coincidieron para dar Origen a un lugar.

Aníbal ya está aquí.